Ocio Peñíscola

Qué hacer en Peñíscola


verano peñiscola

¿Qué hacer en Peñíscola? Olas, montaña y encanto medieval

No hay duda, Peñíscola es uno de los tesoros de España. Un destino perfecto para escapadas en pareja, para unas vacaciones de verano con niños o para unos días de aventuras con amigos. Para disfrutar de un mar en calma y una ciudad tranquila en invierno o para sumergirse de lleno en los planes más frenéticos y divertidos del verano. La visites cuando la visites, esta localidad costera ofrece durante todo el año un encanto especial gracias a su pasado medieval, muy bien conservado e integrado en el ambiente.  

Y como no hay mejor manera de descubrir un lugar que vivirlo y disfrutarlo, en este post te traemos las mejores actividades para hacer en Peñíscola. Deportes acuáticos y rutas de senderismo, tours guiados por el centro histórico o los mejores planes gastronómicos para degustar esta ciudad mediterráneo en todo su esplendor. ¿Se te ha despertado el instinto aventurero y quieres inspiración sobre qué hacer en Peñíscola? Entonces, ¡sigue leyendo!

Descubrir el encanto de su historia medieval

No podíamos empezar el post por otra cosa. La ciudad respira su pasado medieval por los cuatro costados, así que una de las actividades estrella que hacer en Peñíscola es turistear por su centro histórico. Perderse entre sus empedradas calles y conocer los siglos de historia que han llevado a Peñíscola a lo que es hoy en día, una ciudad que ofrece mucho más que el clásico turismo de sol y playa. Oferta cultural y de ocio, mercados de artesanía y sorprendentes monumentos, como su castillo templario perfectamente conservado. 

Mercadillo de Peñíscola

El mercadillo de Peñíscola se celebra todos los lunes no festivos de 8:00 a 13:00. Un mercado grande y muy concurrido con alrededor de 100 puestos de complementos, decoración, productos frescos, dulces, flores y plantas…

Además, durante todo el año, esta ciudad medieval acoge distintos mercados de artesanía con espectáculos de música, cetrería, pasacalles de títeres… Así es fácil transportarse al medievo. 

Tren turístico de Peñíscola 

Subir en un tren turístico es una de las mejores opciones para conocer un lugar con poco tiempo o si quieres una vista general de todo lo que ofrece. El tren turístico de Peñíscola cuenta con cuatro rutas diferentes para visitar la ciudad desde distintos puntos de vista. Las mejores panorámicas acompañadas de explicaciones para que conozcas la historia de Peñíscola al tiempo que la descubres con tus propios ojos. 

Free Tour en Peñíscola

Desde hace años, los Free Tour se han convertido en una de las formas preferidas de los turistas para conocer los lugares que visitan. Los Free Tour en Peñíscola no iban a ser menos, y la oferta disponible es amplia y para todos los gustos. Distintas rutas por la ciudad antigua para sumergirte en la época de los templarios o visitas guiadas al monumento más espectacular de la zona, el mítico castillo de Papa Luna. 

Peñíscola te conquistará por el paladar

La gastronomía de Peñíscola es un claro reflejo de su origen marítimo. Las pescas frescas de cada día y los productos frescos de la huerta valenciana se fusionan en recetas como el suquet de pescado o el all i pebre de rape. Otra de las delicias de Peñíscola es la pastelería, que combina frutos secos, quesos y alguna fruta. Para chuparse los dedos. 

Deportes acuáticos y otras actividades en Peñíscola

Si te apasiona la adrenalina y el mar es tu hábitat natural, estás de suerte, las playas de Peñíscola son perfectas para disfrutar de aventuras acuáticas. Paddle surf, buceo, motos de agua o alquiler de barcos en Peñíscola, infinidad de actividades si lo tuyo no es tomar el sol en la toalla toda la mañana.

Motos de agua en Peñíscola

¿Te apetece surcar las olas del mediterráneo valenciano? Un paseo en moto de agua por Peñíscola es la opción ideal porque, además, podrías disfrutar de las espectaculares vistas al castillo de Peñíscola. Navegar por sus aguas, sentir la velocidad y la adrenalina mientras descubres la ciudad desde otra perspectiva, es sin duda, una experiencia única. 

Paddle surf en Peñíscola

Si eres más de mar en calma, practicar paddle surf en Peñíscola es lo tuyo. Estés o no iniciado en este deporte, la tranquila bahía de Peñíscola es un lugar idóneo para practicarlo. Podrás realizar tours guiados por la costa para conocer la localidad de una forma distinta, a tu ritmo y desde el mar, ¿qué mejor forma de hacer turismo?

Buceo en Peñíscola

Las aguas cristalinas de Peñíscola son perfectas para sumergirte y contemplar los misterios del mundo submarino en primer plano. Y es que practicar cualquier modalidad de buceo en Peñíscola es un acierto, desde el snorkel en alguna cala íntima, hasta la práctica de apnea, pasando por el clásico scuba diving para explorar el fondo marino. Conocer Peñíscola bajo el agua es sin duda una de nuestras actividades favoritas. 

No obstante, si tu elemento no es el agua y prefieres quedarte en tierra, esta ciudad medieval también te ofrece aventuras para disfrutar del suelo firme. Aunque Peñíscola sea sinónimo de mar, la Sierra de Irta es una de las más espectaculares de la zona y visita obligatoria si te gusta la naturaleza y respirar aire puro. 

Este parque natural se alza entre espectaculares acantilados, calas y una fauna y flora propios del mediterráneo. Casi 8.000 hectáreas forman esta sierra litoral, una de las últimas que quedan sin urbanizar de la costa mediterránea.

Un escenario idílico para disfrutar de infinidad de rutas senderistas o en bicicleta, tanto si eres nuevo en esto del montañismo como si ya eres todo un experto, la Sierra de Irta te sorprenderá con su belleza. Además, caminar es la mejor forma de llegar a las calas más recónditas y solitarias de la zona, así que, ¡seguro que tus kilómetros tienen recompensa en forma de chapuzón!

¿El plan perfecto?

Desde luego, no te quedarás sin actividades que hacer en Peñíscola. Esta localidad es aventura entre sus olas, es perder la noción del tiempo durante paseos por la montaña sin cobertura en el móvil, es dejarse llevar por el paladar degustando sus mejores pescas… 

Sin embargo, si nos preguntas cuál sería nuestro plan ideal que hacer en Peñíscola, lo tenemos claro, perdernos entre sus calles, disfrutar de las vistas, pasear sin rumbo, poner nuestros cinco sentidos en disfrutar de la ciudad sin pretensiones y sin prisas. Y es que Peñíscola nos sorprende siempre, así que lo mejor, sin duda, es vivirla.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.